Noticias Destacadas
Inicio / Artículos de Opinion / Carta al Ministro de educación; ya esta bueno!

Carta al Ministro de educación; ya esta bueno!

Yo creo en la medicina preventiva, señor Ministro, porque bien lo dice el viejo refrán: “el palo da’o, ni Dios lo quita”. Podrán sancionar a los estudiantes que rompieron los cuadernos y ensuciaron con sus hojas el entorno de la escuela; podrán sancionar a los que rompieron las butacas o a los que colocaron la mesa encima de la puerta para que le cayera encima a la maestra y a todos los estudiantes que han cometido actos bochornosos en sus respectivas escuelas, pero estas sanciones se aplicarán luego de un hecho consumado, como dice otro refrán: “poner candado después del robo”.

La situación se empezó a desbordar a partir de que el nuevo reglamento sobre el manejo de la disciplina en la escuela, limitó la autoridad de los maestros, lo que de mantenerse hará cada vez más difícil buscarle solución.

Si para volver a empoderar a los directores de centros educativos y maestros en cuanto a imponer disciplina hay que revisar la ley 136-03, pues que se revise, porque es necesario que nuestros estudiantes sientan que no pueden hacer lo que les dé la gana sin que sus actos sean castigados con el rigor que ameriten las circunstancias.

No estoy a favor de las sanciones excesivas y abusivas, pero tampoco con una actitud complaciente. Ya hemos visto a estudiantes enfrentándose a los puños con sus profesores, golpeándolos con objetos, violaciones sexuales de alumnos a alumnas y destrucción de propiedades escolares. En los últimos días hemos visto un estudiante sorprendido con una pistola cargada en su mochila; dos niños lanzados, uno desde lo alto de una grada y otro desde una segunda planta, así como una niña muerta en una pelea con otra niña. ¿Qué esperan para actuar? ¿Van a permitir que la inseguridad que en la actualidad vive el pueblo dominicano, eche raíces en nuestros centros educativos?

Ojalá y acontecimientos como los recientes sirvan para sensibilizar a las autoridades para que se aboquen sin pérdida de tiempo a la elaboración de un nuevo reglamento disciplinario menos permisivo, que podamos estrenar el próximo año escolar.

Por Santiago Castillo.

Acerca de Estol2

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: