Noticias Destacadas
Inicio / Artículos de Opinion / Nos Hace Falta Tiempo (Opinión).

Nos Hace Falta Tiempo (Opinión).

El tiempo es una magnitud física con la que medimos la duración o separación de acontecimientos, sujetos a cambio, de los sistemas sujetos a observación; esto es, el período que transcurre entre el estado del sistema cuando este presentaba un estado X y el instante en el que X registra una variación perceptible para un observador (o aparato de medida). https://es.wikipedia.org/wiki/Tiempo

Vivimos en una mundo en donde todas las cosas se quieren realizar con premura, si usted va al banco, al mercado, al súper mercado, a la farmacia, cuando andamos en las calles, al estudiar, al comer, al compartir con un amigo, al establecer una relación sentimental, al tener sexo, al visitar un familiar, al ir a la playa, al hablar, entre muchas cosas más y se me ha ocurrido analizar y he concluido que nos hace falta tiempo para hacer más que lo que hacemos y esto lo digo por la premura que lleva nuestra sociedad.

La tecnología nos esta ganado la batalla y robando el tiempo, as redes sociales si bien son de mucha utilidad pero el muy mal uso de estas nos están lacerando como sociedad, antes si usted tenía un accidente o algún tipo de problema la gente se detenía a ayudarte, ahora de detienen a grabar todo y si tu permiso lo suben a las redes sociales,  el querer aparentar y vivir una vida de competencia nos está robando el tiempo, se nos ha ido el tiempo para ir juntos en familia al parque o a la playa.

Nos hace falta tiempo para tener el tiempo, que nos dé tiempo; hoy por hoy en mi practica pastoral y profesional como psicólogo clínico que soy siempre que trato con mis pacientes una de mis preguntas favoritas es el tiempo que pasan en familia, no hay tiempo para monitorear a los hijos, para ayudarlos a hacer sus tareas, para poner interés en sus preocupaciones y necesidades, los que pueden legan a la señora del servicio el cuidado y parte de la educación de sus hijos, cosa esta que del todo no parece mal pero que si tiene su impacto.

Nos hace falta tiempo para mostrar amor por nuestras esposas, para oír de sus frustraciones y preocupaciones, muchas veces el tiempo no lo tenemos porque somos hombres polígamos y tenemos que dividirnos entre la señora de la casa, la chica de la calle y la amante de ocasiones, nos hace falta tiempo para parar y meditar en el estilo de vida que estamos llevando, tanto a nivel laboral, como social, familiar, político, sexual y espiritual, ya la gente no va en familia, a la iglesia, no le las sagradas escrituras por lo banal de su vida.

Hace falta tiempo para entender que por más que hemos luchado contra lo divino y lo han querido desacreditar no han podido, ni podrán, nos hace falta tiempo para ver que como población nos hemos envuelto en un sincretismo cultural, trayendo costumbres, modas, practicas, pensamientos, ideologías y filosofías que lejos de ayudarnos en muchas ocasiones nos están llevando al precipicio, nos hace falta tiempo para pensar en todas las equivocaciones que hemos cometido y reparar en ellas.

La mayoría de las actividades del ser humano están regidas por el tiempo, ya que éste nos ayuda a poner en orden nuestro día, dentro de ellas la misma vida la cual es como un soplo que hoy la tienes y más tarde no sabes si la tendrás, nos hace falta tiempo para preocuparnos por lo que está pasando nuestro provincia con varios muertos y de forma brutal, atroz como el caso de la joven de 22 años de Las Matas de Farfán, y del profesor que dirigía la escuela del Batey, así como el joven de 22 años que cuidaba una casa en el lucero en condición de sereno.

Nos hace falta tiempo para alejarnos de las mentiras, de los engaños, de las calumnias, de los adulterios y fornicaciones, para reparar en la mala crianza que le estamos dando a nuestros hijos, para ver las injusticias políticas, donde funcionarios ganan más que el presidente de la república, y cobran en dos dependencia del estado, falta tiempo para ver que en este país hay más colmadones, puntos de drogas, centros de expendio de bebidas alcohólicas, bancas de apuestas y de lotería que niños felices.

Nos hace falta tiempo para ver que la prostitución en los parques y sectores de esta ciudad está a la orden del día, que la delincuencia le ha ganado la batalla a los cuerpos castrenses encargados de combatirla, falta tiempo para entender que la dinámica en este país es que si tienes un padrino político o si eres hijos de este puedes conseguir lo que te tu gana y hacer lo que tú quieras y anda te va a pasar porque una llamada lo resuelve todo.

Nos hace falta tiempo para reconocer que el problema mayor de nosotros es que este país le ha dado la espalda a Dios y a su palabra, se ha convertido en idolatra, no solo en la adoración a esculturas hechas por hombre, lo cual Dios aborrece, sino, en la lujuria, en la moda, en lo social, en lo moderno, cosas estas que se han convertido en el Dios de muchos porque al final la vida hay que gozarla y pasarla bien, porque eso es lo que uno se lleva.

Por tanto, tened cuidado cómo andáis; no como insensatos, sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos. Así pues, no seáis necios, sino entended cuál es la voluntad del Señor. Efesios 5:15-17

williams-psicologo-clinico
El Lcdo. Jorge Wilian Díaz Pérez, es el actual director del centro de intervención conductual y es psicólogo Clínico de la procuraduría fiscal de san Juan, República Dominicana. Además es pastor evangélico, del concilio de las Asambleas de Dios.

Facebook: Jorge Wilian Diaz Pérez

E-mail.elministrojoven@hotmail.com

El Licdo. Jorge Wilian Díaz Pérez, está ofreciendo sus servicios en su consultorio privado en el centro médico del Valle, que son: violencia intrafamiliar, intervención en crisis, manejo de duelo, terapia sexual ,manejo de conflictos, terapia familiar, asistencia pre- matrimonial y matrimonial, asistencia para adolescentes y algo más… Lunes, miércoles y viernes a partir de las 4:30 de la tarde.

Aprovechemos el tiempo y busquemos al señor y arrepintámonos de nuestros pecados, porque El viene pronto.

Acerca de Hector Solis

Deja un comentario