Noticias Destacadas
Inicio / Deportes / Las Estrellas ponen fin a una sequía de 51 años

Las Estrellas ponen fin a una sequía de 51 años

Derrotan a los Toros 4-0 para lograr su primera corona desde la campaña de 1967-68. Sirí fue el Jugador Más Valioso

LA ROMANA. Las Estrellas Orientales lo lograron. Anoche, el equipo oriental conquistó su primera corona otoño-invernal desde la temporada 1967-68 al derrotar en un sexto partido a los Toros del Este en el Estadio Francisco Micheli de esta ciudad, con marcador de 4-0.

Fue una noche para el recuerdo para las Estrellas, que pasan a formar parte de la rica historia del deporte dominicano con la victoria lograda ante su público que, a pesar de estar en la ruta, nunca estuvo tranquilo en apoyo a su equipo.

“Bien lo dije en el inicio de los entrenamientos que aquel que pensara que este equipo no iba a ser campeón, bien equivocado estaba. Y mira lo que acaba de suceder. Todo esto se lo debo a mi Dios, quien fue el que verdaderamente nos dio esa energía para hoy poder celebrar como nunca”, manifestó el dirigente Fernando Tatis II.

Sirí el JMV

José Sirí fue una de las piezas clave en la conquista del título de las Estrellas, al remolcar dos carreras, la primera en la quinta entrada, que puso a vibrar a los cientos de fanáticos verdes al momento que era aclamado “¡MVP! ¡MVP! ¡MVP!”. Y así fue. El joven jardinero, que pertenece a los Gigantes del Cibao, fue escogido de manera unánime Jugador Más Valioso por parte de la crónica deportiva presente en el parque de béisbol.

“Es algo grandioso que estoy viviendo junto a un equipo de mucha tradición y que tenía mucho tiempo sin ganar. Gracias le doy a mi Dios Todopoderoso por ser parte de esta historia con las Estrellas”, dijo Sirí después del partido.

El jardinero bateó para .591, pegó 13 imparables en 22 turnos, se robó cinco bases y remolcó seis anotaciones, en una de las grandes demostraciones ofensivas que se han dado en una final en la historia local.

El abridor Néstor Cortés (2-0) también fue vital en el triunfo al lanzar seis entradas completas de cinco hits y cuatro ponches para su segunda victoria de la final.

“Algo maravilloso lo que ha sucedido en este momento. No tiene definición. Es un recuerdo que estará bien latente en mi mente. Gracias a los ejecutivos de este equipo por confiar en mi persona”, indicó el zurdo Cortés.

La derrota fue para Paolo Espino (0-2), quien trabajó cinco entradas de cinco hits y dos carreras.

“Mucho crédito a las Estrellas, un equipo que batalló durante toda la Serie Final para hoy coronarse. Contento nos sentimos el poder ver como un equipo, con tantos años sin ganar, hoy celebran como debe ser”, sostuvo Arturo DeFreites, dirigente de los Toros del Este.

El relevista José Rafael (Jumbo) Díaz, realizó el último out del partido al dominar a Juan Apodaca con elevado de foul por primera, para así dar inicio a un nuevo capítulo en la historia de las Estrellas, Orientales que se coronaban tras una espera de 51 años.

Las carreras

Las Estrellas abrieron la quinta entrada con doble de Daniel Mayora ante Espino, Yasmani Tomás entregó el primer out con rodado de segunda a primera, avanzando Mayora hasta la tercera; Gustavo Núñez se ponchó tirándole y luego Sirí pegó un imparable remolcador de la primera de los orientales.

En el inicio del sexto episodio, Miguel Sanó abrió la entrada con un doble a la pared del jardín izquierdo, lo que provocó la salida Espino, quien fue reemplazado por Darío Álvarez. Héctor Giménez lo recibió con un sencillo al bosque central productor de la segunda vuelta de las Estrellas. Álvarez fue sustituido por el derecho norteamericano Michael Dimock, quien obligó a Junior Lake a batear para doble matanza y cerrar el episodio.

José Sirí, el Más Valioso de la final, es cargado por sus compañeros. Cortesía Estrellas

En el séptimo, los orientales sellaron el triunfo con dos carreras, una de ellas producto de un lanzamiento descontrolado del relevista derecho Jahn Mariñez, lo que aprovechó Emilio Gustave para anotar desde la segunda, mientras que la otra fue producto de otro hit de Sirí al prado derecho.

Acerca de Hector Solis

Deja un comentario