Noticias Destacadas
Inicio / Artículos de Opinion / La importancia de fomentar la resiliencia en nuestros estudiantes (Opinión).

La importancia de fomentar la resiliencia en nuestros estudiantes (Opinión).

Muchos estudios han demostrado que ciertas cualidades de las personas se asocian de manera positiva con la Resiliencia, entre estas están: la empatía, el control de las emociones, la alta autoestima, comprensión, competencia cognitiva, atención y concentración, entre otras.

La resiliencia en psicología se define como la capacidad que tiene una persona para superar circunstancias traumáticas como la muerte de un ser querido, un accidente o diferentes adversidades que se nos presentan en la vida y afrontarlas de manera positiva y seguir adelante con nuestros proyectos.

Para fomentar la resiliencia en nuestros adolescentes debemos cultivar la competencia social, la autonomía, la solución pacífica de conflictos, el sentido del humor, la no frustración antes las situaciones, no ser pesimista y el sentido de propósito del futuro.

Grotberg (1995) creó un modelo para caracterizar a un niño o adolescente resiliente con las expresiones “Yo tengo”, “Yo soy”, “Yo estoy”, “Yo puedo”. Estos verbos se explican: Yo tengo personas alrededor en quienes confío y quienes me quieren incondicionalmente. Yo tengo personas que me ponen límites para que aprenda a evitar peligros o problemas. Yo tengo personas que quieren que yo aprenda a desenvolverme solo.

Yo soy una persona por la que los demás sienten aprecio y cariño. Soy capaz de aprender lo que mis maestros me enseñan. Soy agradable y comunicativo con mis familiares, compañeros y vecinos. Soy feliz cuando hago algo bueno para los demás y les muestro mi afecto.

Estoy seguro de que todo saldrá bien. Estoy triste, lo reconozco y lo expreso con la seguridad de encontrar apoyo. Estoy rodeado de compañeros que me aprecian.

Puedo buscar la manera de resolver mis problemas. Puedo controlarme cuando tengo ganas de hacer algo peligroso o que no esté bien. Puedo hablar sobre cosas que me asustan o me inquietan. Puedo encontrar a alguien que me ayude cuando lo necesito. Puedo sentir afecto y expresarlo.

En la adolescencia los afectos y conflictos se crecen, la confianza básica se tambalea y al término de esta etapa se da un salto a la autonomía. Para fortalecer la resiliencia los educadores y padres podemos, estimular la comunicación asertiva, reforzar la capacidad de manejo de conflictos de manera pacífica, promover la bondad, solidaridad, respeto y empatía en nuestros estudiantes, así como también enseñarlos a ser positivos, resaltar sus habilidades, fomentar su autoconocimiento y autoestima.

Para finalizar les dejo algunos ejemplos de personajes resilientes:

Pablo pineda, es el primer europeo con síndrome de Down en terminar una carrera universitaria, en concreto, es Lcdo. En Educación Especial, Nuria Saz, primera persona con discapacidad visual en llegar en el mundo de la televisión tan lejos como ha llegado ella, es presentadora. Malala Yousafzai quien tuvo la valentía de enfrentarse a toda una tradición cultural para defender su derecho y el de todas las niñas a estudiar, y Nelson Rolihlahla Mandela encarcelado durante 27 años por sus ideas en contra del Apartheid en Sudáfrica, tuvo la fortaleza para aguantar su cautiverio, terminó con la discriminación étnica y se convirtió en presidente de su país a los 76 años y fue galardonado como premio nobel de la Paz en 1993.

Eduquemos, porque educar es abrir puertas.

______________________

Por Elena Altagracia Liriano Galva, (Educadora).

Acerca de Estol2

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: