Noticias Destacadas
Inicio / Artículos de Opinion / El lesbianismo en San Juan, de un hobby a una realidad. (Opinión)

El lesbianismo en San Juan, de un hobby a una realidad. (Opinión)

En una ciudad donde todo aparenta estar en tranquilidad, en las afueras y en los días de fiestas, algunas cosas pocas usuales pernoctan.

En un mundo donde la globalización ha aperturado las fronteras de par en par, parece ser que se ha despertado en esta provincia, de manera abierta la homosexualidad femenina, tan habitual desde luego como la masculina, pero menos escandalosa. En otro término, comentamos sobre el lesbianismo, la atracción sexual, física, emocional y sentimental hacia las mujeres únicamente.

Durante los últimos diez años muchas cosas han sucedido y esto por simple lógica del avanzar del tiempo, obvio el mundo cambia, pero quizás la misma razón ha aflorado lo que parecía un hobby, hoy ésta orientación hacia los sentimientos a un igual es una realidad latente en los sectores sin importar la clase social.

Hace un tiempo en el sector de El Córbano, en el municipio cabecera de San Juan, un señor había denunciado en un medio de comunicación que su mujer lo había abandonado, el caballero con una expresión muy particular de llanto y aparentes decepciones narraba la farsa sentimental que estaba pasando, pues sus amigos tras la entrevista lo abordaban donde quiera que lo veían y le recriminaban su acción de ir a dar lástima en la opinión pública, pero luego los comentarios desvirtuados o el vox populi de la situación real del por qué fue dejado por su amor, en los cuales se hablaba de infidelidad del propio hombre, pues el sufrido no aguanto y con mucho más dolor tuvo que decir la verdadera causa. Fue que su ex mujer decidió irse a los brazos de una amiga de infancia que vio en ésta su verdadera definición sentimental.

Ante este caso y otros muy notorios en la sociedad Sanjuanera, donde algunas mujeres son visibles en centros de diversión compartiendo mimos, caricias y una forma inseparable de su deferir, ya es indudable creer que estas cosas forman parte del pasado, o sería un simple tabú, la expresión prohibida ante una legión afanosamente criticada y dominada por el accionar machista.

Esta identidad de género no debemos de echarla a un lado en este comentario, diremos su parte legal, ya que ésta no se encuentra explícita en el texto constitucional dominicano, porque en el artículo 39 establece lo siguiente: “Todas las personas nacen libres e iguales ante la ley, reciben la protección y trato de las instituciones, autoridades y demás personas. Además gozan de los mismos derechos, libertades, oportunidades, sin ninguna discriminación por razones de género, color, edad, discapacidad, nacionalidad, vínculos familiares, lengua, religión, opinión política, filosófica, condición social o personal “

Así mismo la ley general de la juventud la 49-00, en su artículo II, inicia un proceso de tolerancia sexual, donde los que se identifican permiten su homosexualidad (lesbianismo) a asumir su identidad.

Bien, pues de lleno al tema un signo notorio es que los que antes se ocultaban hoy se exhiben.

Pero imagino que algunos de nuestros lectores se han preguntado: ¿Qué ha opinado la iglesia católica ante este acontecimiento que visiblemente le ha abierto la puerta a algunas mujeres que vivían sus vidas en un dilema? El decir de todo es que la actitud de la iglesia, es semejante a la de la madre que tiene su hija en la cárcel, en la prensa y en los comentarios de unos pocos vecinos, los titulares son: ¡¨Asesina¨! ¡¨Ladrona¨! ¡¨Violadora¨!.

La mama leyendo los titulares o escuchando los comentarios, sin negar la verdad, dice: ¡Es mi hija, solo yo sé lo que me costó!

Por eso la iglesia con sabiduría de Madre, no se pronuncia sobre la causa de la homosexualidad en sus géneros, simplemente constata que las personas que tienen esa condición, perciben el dolor y sufrimiento que hay detrás de cada uno de ellos.

¿Cuáles serán las posibles causas de esta expresión de unión de un género en San Juan?

Hay factores que influyen en que una mujer haga pareja sentimental con otra, sin tener que ver esto como muchos de manera equivocada lo catalogan como una enfermedad, no lo es, más bien es una atracción de personas con el mismo sexo, que no distingue clases sociales, si mencionamos a algunos agentes que pudieran medir el por qué se unen a compartir gustos, placeres y otras cosas, mencionaremos los siguientes: en las adolescentes, en muchas ocasiones es como una actividad de placer o simplemente un juego que se lleva a la realidad como una manera de llamar a la atención, pero más de la mitad de estas acciones suelen tomar el camino que una vez solo fue un tal juego.

En otras cosas las mujeres toman esta decisión producto de su poca educación sexual, su formación, el amor, respeto y afecto que reciban de cada miembro en su hogar.

En esta zona del sur puede afectar a  estas condiciones de lesbianismo, la manipulación a nivel económico donde caen estas adolescentes, es decir, que mediante dádivas, regalos, dinero o cualquier otro tipo de adquisición que quieran perseguir.

Probablemente estas razones expuestas más arriba dan el índice en una gran cantidad de mujeres que han decidido tomar sus riendas con una compañera que sedujo y comprendió su vida y quizás han dicho adiós a los sufrimientos que engañaban su corazón.

Por Hector Solis.

El autor es periodista, locutor, docente y productor de medios comunicación.

Acerca de admin

Deja un comentario